Caminando por la Ciudad 2

IMG_2653.jpg

Los Santos (o vete tu a saber quién) iluminados por los benditos destellos de un par de focos

Bueno ahora si les contaré todo lo que hice hoy, prefiero hacerlo así para no atrasarme y que luego se me olvide tanta cosa. Aunque el Hotel “StayAt Helsinki Parliament” me ha sorprendido no deja en esencia de ser un Bed & Breakfast así que hoy de 9 a 11 se servía el desayuno que incluía nada más y nada menos que rebanadas de pan, queso, tomate, (¿tomate? si rebanadas así como para hacer salsa o una ensalada) pimientos, huevos cocidos (o duros), jugo y café eso era todo, eso si, en cantidades ilimitadas, ah y algo de yoghurt con cereal. El problema no era el yoghurt ni el cereal ni mucho menos el jugo, café o pan con mermelada que comí a montones mi preocupación era el pimiento, huevo y tomates ¿Qué debía de hacer con ellos? ¿Un sandwich de huevo con tomate y pimientos verdes? tuve que entrarle al huevo así sin más, sin salsita, machaca o mínimo unas tortillitas.

Después de aquel monumental desayuno emprendí el viaje al centro de la ciudad con el objetivo de encontrar los famosos adaptadores para los cargadores de compu, celular y cámara. No se si yo encontré o ella me encontró a mi pero una Mac Store se me cruzó en el camino excelente lugar para buscar al menos el adaptador de la mac. Ahí mismo pregunté acerca de adaptadores para el resto de mis aparatos y entonces vino el segundo hallazgo una tienda enorme de fotografía súper mega hiper pro. Con un chorro y dos montones de lentes, lentes como para tomar fotos de México desde aquí, accesorios y cosas locas por supuesto muy caras. Estaba tan pro que no tenían lo que buscaba así que de ahí los siempre muy conocedores vendedores me enviaron a otra tienda (eso si muy amables) esta vez era un Mall famoso llamado Kamppi en donde tampoco estaban los adaptadores, me empezaba a desesperar un poco pues al ser mi primer día en la ciudad y con la experiencia de la noche anterior me abrigue como para invierno nuclear y no estuvo mal solo que al entrar a las tiendas me moría de calor. Por último fui a dar a la más grata sorpresa en tiendas después de la Mac Store y la Hiper super mega pro tienda de foto, una tienda de las dos tiendas anteriores juntas más celulares, computadoras de todo tipo y tecnología loca en general. Se llama Verkkokauppa y no suena como ustedes o yo lo leen, entonces la misión estaba cumplida con mis adaptadores me decidí a recorrer la ciudad fue cuando tomé todas las fotos que ya vieron.

Por cierto que el Metro en Finlandia trabaja con base en la honestidad de las personas lo que significa que no hay torniquetes en la entrada lo cual puede ser un problema para personas como yo que no saben leer finés ahora que llego a este punto debo decir que ha sido un relajo entender algunos letreros porque simplemente no vienen en inglés y lo que dice no se parece ni tantito. La cuestión es que tarde casi 30 minutos en descifrar que onda con el metro hasta encontrar una maquinita que ya había pasado pero que simplemente ignoré la cuestión es que decía 2 € lo que creí era para algún camión, pero no, el metro aquí cuesta 2 € y solo puedes andar 1 hr en el lo que quiere decir que hay una diferencia de 1835% en el precio de el Metro con México sin poner en juego la cuestión del tiempo. Después de tomar fotos decidí regresar a descansar y aprovechar para subirlas, era momento de comer algo, al no ver ningún supermercado opté por aplicar el McDonalazo y después buscar la catedral y la plaza del senado. Entonces vino el segundo “hay we” del día una Big Mac normalita en paquete me costo 6 € si mi memoria no me falla en Atlanta me había costado 5.90 pero dólares me comí una hamburguesa de 110 pesos.

Después encontré la catedral más divertida del mundo, esta cambia de color y tiene un como mini show de luz y sonido. Mañana investigaré si aún hay misas (no es que pretenda asistir) se me hizo muy extraño, por cierto fue un buen momento de fotografiar con tripie. De regreso me tope con un super el que había estado buscando, mañana les cuento mi primer viaje al super. También mañana veré a la española que conocí en el camión (no se emocionen muchachos) junto con la brasileña (tampoco se emocionen) iremos de turistas a conocer más la ciudad.

[nggallery id=9]

Caminando en Helsinki

[singlepic=123,320,240,,center]

Ahora mismo se encuentra atardeciendo, son las 3:36 pm, esa carita feliz no la hice yo, solo fotografíe la obra de arte de un niño finlandés (hay un parque enfrente de mi edificio). Desde Suecia me imaginé que cuando llegara tendría que aguantar algo de frío así que me subí al avión de Finnair bien armado, el vuelo es como un viaje México – Puebla en 40 minutos ya estás en Finlandia. Es la primera vez que veo como rocían a los aviones quien sabe de que antes de cada vuelo para que no se forme hielo en las alas, incluso el mismo avión cuenta con su propio aspersor de aquel líquido que rocía antes de aterrizar. 

Cuando llegué me dirigí de inmediato al modulo de información en donde me explicaron como llegar al Hotel, la muy amable finlandesa me dijo que tomara el camión que cuesta € 5.9 o unos $ 108 (lo cual no esta nada mal), con destino al City Centre y bajara en la estación del Hotel Scandic después tendría que caminar pero el trayecto era corto. A bordo conocí a una chica brasileña y una española, ya tenía mucho rato de no escuchar español pues en el vuelo de Finnair me sentía en tierra de apaches. 

El problema vino al llegar a la parada del Hotel Scandic, el frío estaba duro era momento de sacar guantes y todo lo que se pudiera para caminar una cuantas callecitas fue entonces cuando descubrí que no es tan sencillo jalar 2 maletas con rueditas en banquetas congeladas. Los finlandeses tienen piedritas en las banquetas para que con el hielo no se hagan trampas mortales súper resbalosas pero igual esta húmedo y con hielo. Las llantitas se empezaron a atorar pues el hielo ya las había rodeado, hacían mucho ruido, cada esquina me detenía para sacar el mapa de mi bolsa lo cual no era tan fácil en ese momento, siempre se me acercaban finlandeses con deseos de ayudarme, en el trayecto de casi 4 calles 5 personas se acercaron a saber si estaba perdido y es que al menos en la cara de what? si parecía muy perdido, pues las calles tienen unos nombres rarísimos y cuando tratas de pronunciarlos no se parece en nada a como en realidad suenan. El mayor reto vino cuando en los cruces de las calles me encontré con agua encharcada súper fría que los finlandeses brincan o pasan caminando como si nada pero y como hacer con 2 maletas? Pues cargándolas pero de noche y con frío se puede convertir en todo un deporte. 

Al llegar al Hotel vino el mayor susto de todos pues estaba cerrado vi movimiento y rápidamente toque en la puerta, los de adentro unos “huespedes” me dijeron a señas que estaba cerrado (obvio si no pa que ando tocando) les gritaba que tenía una “reservation” pero se hicieron los occisos y entre sorry sorry se fueron. Entonces me quede en la calle sin saber muy bien que hacer, podía tratar de tocar o regresarme a la estación a tomar el camión e ir a otro Hotel, ¡No entendía como podía estar cerrado! entonces salió una japonesita o china o simplemente una chava oriental y un cuate que no se veía finlandés les dije que tenía reservación pero en ese momento ya habían cerrado la puerta y el cuate decía “sorry, sorry we are not guests, we don’t live there” traían un bebe que lloraba como para hacer más desesperante la situación, la chava se apiado de mi y le dijo al cuate que se adelantará entonces hizo algo que me sorprendió y que explicaré más a detalle cuando también les cuente del sistema súper moderno de este lugar. Llamó a una especie de Locatel finlandés y pidió el teléfono del Hotel enseguida les dijo que si se lo enviaban en SMS, ¿Sabían que Nokia inventó los SMS?  en cuestión de instantes tenía toda la información del Hotel en su teléfono. La chava se fue y al marcar me tuve que armar de valor pues sabía que saldría cara la llamada, entonces me contestó un cuate con un inglés bien gacho, (más que el mío) que me explicó en 6 minutos como entrar, con un código que teclee en una puerta eléctrica y como sacar de una serie de cajitas electrónicas mi llave que por supuesto era una tarjeta. ¡Ya estaba dentro! Si me encuentro a la chica oriental tendré que darle mil millones de gracias. Uff! Encontrar mi departamento-cuarto fue todo un show pues uno de los elevadores esta descompuesto y si pasear las maletas por la calle helada es difícil subirlas cuatro piso por las escaleras esta más difícil. Al llegar y cerrar la puerta sentí un gran alivió treinta y tantas horas después al fin podía descansar un poco.

Mañana o más noche tomaré fotos de mi departamento que esta bastante padre y les contaré de mi salida, el metro y otras cosas. Ya es hora de comer creo que hoy iré a McDonalds no he encontrado un super solo puras tiendas y restaurantes y una bendita Mac Store y una tienda de fotografía impresionante con lentes padrísimos, también una de celulares y de electrónicos enorme y y y y muchas cosas más. Si se pueden comprar Nokias y llevarlos a México, algo que creo tendré que hacer pues los muy maloras de Telcel tienen bloqueados los teléfonos así que no puedo activar mi celular con ninguna compañía de aquí. Bueno ya les contaré…

[nggallery id=8]

@ Helsinki

Para los despistados que me han preguntado, pongo @ (arroba) porque en inglés se dice “at” como si estuviera diciendo “En Helsinki” pero más padre. 

Bueno solo anuncio mi arribo a Helsinki después de un viaje bastante largo que ya les platicaré, mañana tendré fotos a ver que encuentro por aquí. Temperatura agradable de -4 Cº y calles con nieve, arboles pelones y un cielo medio azul medio gris… parece que nevará.

Actualización

Parece que no hice bien mi tarea de investigación, aquí las conexiones eléctricas son de 220 volts y usan un pin de 2 entradas como en Suiza bueno y casi toda Europa. Es hora de ir por unos convertidores o no habrá ni fotos, ni compu y nada de mensajes. 

Ya tengo los pins por mas o menos 20 euros, todos mis aparatitos listos.

[singlepic=124,320,240,,center]

El país de la Monarca

Enfocar mariposas en el cielo ¡A ver! (choche)

Mariposas Monarca

Apenas daban las 6 de la mañana cuando emprendimos el viaje, siempre había escuchado de la Mariposa Monarca pero nunca había tenido oportunidad de ir a los “Santuarios”. Ahora uno se explica porque las placas de los michoacanos tienen un fondito de mariposas.

En esta época hace mucho frío en algunas partes del recorrido, (desde la Cd. de México) antes de Zitácuaro el termómetro marcaba -2 grados Celsius y eso que el sol ya pegaba duro. ¡Recomendación lógica: abríguense bien!

Lo primero que uno piensa cuando se va acercando a la zona, es que verá mariposas por todos lados y que tendrá que ir esquivando a las pobres, lo único que se ve es bosque y rancherías; cuando llegas al Santuario (Santuario del Rosario) te sigues preguntando donde están las “famosas” mariposas, pero la frustración viene después, pues de un recorrido de casi 3 kilómetros a pie sigues viendo puro bosque, empiezas a creer que te han timado o peor aún que las mariposas ya no vienen a México. El camino es empinado y aunque hay escaleras en algunas partes es útil tener algo de condición sino con paciencia seguro llegas.

[nggallery id=7]
Continuar leyendo “El país de la Monarca”

Turista en tu Ciudad

Angel de la Independencia

Turibus del Zócalo

En un buen rato de convivencia familiar aprovechamos para subirnos por primer vez al Turibus de la Ciudad de México, el recorrido fue el “Directo” de el Zócalo el cuál te garantiza lugar en los asientos de la parte superior del camión. Un trayecto de alrededor de 2 horas que comprende el Zócalo, Bellas Artes, Reforma, Polanco, Chapultepec, La Roma, Auditorio entre otros.

[nggallery id=6]

Continuar leyendo “Turista en tu Ciudad”